Discurso improvisado, 4 consejos para lograrlo

Un discurso bien logrado es vital en el mundo laboral y social, ya que en un sin fin de ocasiones te pedirán unas palabras, al hacer un brindis, en un evento informal, en el trabajo, en una reunión familiar etc.

Dar un discurso - Discurso - SelvvPero ¿Qué pasa si te piden unas palabras y dices que no? A los ojos y opinión de la persona o personas que te lo pidieron te conviertes en alguien tímido/a, cobarde, y en muchas ocasiones no digno de respeto.

¿Pero qué pasa cuando te piden la palabra y no sabes qué decir, y tartamudeaste, y dijiste varias muletillas, o simplemente no tuviste ilación de ideas? Las personas en muchas ocasiones te ven como alguien inculto, sin carácter o débil.

Pero no quiero que te asustes solo necesito que te des cuenta de la importancia de saber hacer un discurso aunque sea de 1 minuto.

Discurso perfecto

Primero necesito que sepas que las personas no nacen sabiendo hablar en público, y menos sabiendo dar un discurso, en realidad somos capacitados para ello.

Cualquier persona  que sepa hablar y escribir puede hacer un discurso perfecto, solo tiene que saber y  hacer los consejos que a continuación te diré:

1.   Objetivo claro: Todo discurso debe de tener un objetivo claro, para ti en primera instancia, por ejemplo; imagina que estás en una boda, que te piden decir unas palabras, el objetivo de tu discurso puede ser:

  • Felicitarlos a la pareja por esta gran decisión.
  • Decir lo importante que es para ti esta fiesta.
  • Decirles lo importante que es este evento para su vida.

Por decir algunos, una vez que decidiste el objetivo de tu discurso, puedes empezar con el discurso, cuando es un brindis el discurso se debe terminar invitando a todos a brindar por el evento que se festeje, siguiendo el mismo ejemplo:

Les pido a todos que alcen sus copas y digamos “salud por los novios”

2.   Habla de lo que si sepas: Aunque pareciera tonto uno de los errores más grandes que se comenten al decir un discurso o responder una pregunta improvisada,  es hablar de lo que no se conoce, y en dicho error, han caído algunos candidatos a la presidencia en México.

Si te hacen una pregunta directa y no sabes la respuesta exacta,  puedes responder la pregunta hablando de lo que si sabes y teniendo congruencia con el tema. Por ejemplo si te preguntan:

¿Qué opinas de los grandes pensamientos de Schopenhauer? Y no tienes ni idea quien es el, puedes decir”conozco muchos pensadores de la historia, a Schopenhauer no he tenido la fortuna de conocerlo sin embargo lo que si he tenido la fortuna, podría decir que el tener la oportunidad de conocer sus pensamientos a través de sus letras ha influido mi vida como Albert Einstein con su frase “Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas” una fase que me aterriza y me quita de mi egoísmo y… etc.

Siempre puedes responder una pregunta de una manera muy congruente y muy asertiva para que tu discurso luzca impecable. Si tu discurso es bueno, tú también lo eres.

3.    Practicar: Probablemente estés pensando ¿Practicar si es improvisado? Si exactamente,  practicar para ser un excelente orador es necesario practicar.

Cuando digo de hablar improvisadamente,  la forma de hacerlo es algo distinta,  es así:

Cada vez que estés viendo algún programa de televisión o de radio o incluso estés escuchando alguna conversación, siempre hazte esta pregunta ¿Si yo tuviera que hablar de ese tema que diría? Y respóndela, di cual sería tu opinión al respecto, desarrolla un pequeño discurso para ti y para las personas que tengas a tu lado, mientras más veces lo hagas tendrás una mejor ilación de ideas y fluidez mental.

4.   Toma unos segundos antes de comenzar con la primera palabra:

Cuando te hagan una pregunta es importante que te tomes unos segundos antes de responderla, en esos segundos tu cerebro hace conexiones nerviosas entre varias áreas que te permiten poder desarrollar el tema, aunque tú no sepas lo que hace tu cerebro y  ni lo comprendas, tu cerebro si lo sabe.

Un discurso - Discurso - SelvvUnos segundos bastan para que tu cerebro haga el trabajo y puedas hablar, muchas figuras públicas han dicho barbaridades por no tomarse estos segundos que valen oro antes de decir su discurso.

Los asaltos mentales se viven todos los días, hablar improvisadamente es algo que haces a diario, improvisas un pequeño discurso o varios cada día, solo que no te das cuenta, y tal vez,  en muchas ocasiones no se hace de la manera adecuada, te aseguro que si haces los consejos que compartí, tu vida será más productiva y tu autoestima mejorará considerablemente


Comments

comments

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by WooThemes